"Para que triunfe el mal, basta con que los hombres de bien no hagan nada."  

Edmund Burke