28 de junio de 2015


Hace mucho tiempo que no escribo en el blog, al menos no como antes lo hacía. Empiezo a echar de menos esta forma de expresarme, aquellas palabras traídas con el viento, el viento de la emoción, aquél que giraba alrededor de mi sentido.
Esta noche vuelvo, y es el recuerdo el que hasta aquí me acerca. Hoy, 5 años sin ti, 5 años sin tu roce, tus palabras, tus consejos, tu calor. Una eternidad. Cuánta falta me haces... estrella que desde donde estás siempre me cuidas.