¿Qué ocurre cuando uno se vuelve absorto cuando encuentra la belleza y el valor de la simplicidad a través del mundo de las imágenes? ¿Acaso le sobran ya las palabras? ¿ Se olvida de ellas acomodándose en lo visual? Prometo escribir pronto, ya va siendo hora.

2 comentarios:

aina dijo...

La verdad es que sí, últimamente estás un poco vaguita.

Inma dijo...

jajaja ni que lo digas!!